Luján Agrícola finalizó su primera medición de huella de carbono

Fachada de la sede de Luján Agrícola

La empresa mendocina dedicada a la comercialización de productos relacionados con la agroindustria cerró su cálculo de emisiones del 2022 durante el mes de noviembre. Para la medición se estudió la sede central y el depósito radicados en Luján de Cuyo. 

El enfoque propuesto por el equipo técnico de ALPA se vincula al control operacional de la empresa, es decir, en aquellas actividades donde pueden proponer acciones de reducción. 

Durante el estudio se evaluaron fuentes de emisión de las categorías propuestas por estándares internacionales como ISO 14064, GHG Protocol e IPCC. Entre estas se destacan las emisiones de fuentes de combustión móvil y combustión fija; el consumo eléctrico; el traslado de personal y los viajes de negocios; los bienes y servicios necesarios para el desarrollo de su actividad. 

Consultados sobre la importancia de la medición de la huella de carbono, desde la empresa señalaron que se trata de un rasgo de valor para el rubro, pero también lo consideran una filosofía de la empresa.

Daniel Merlo, titular de Luján Agrícola, señaló: “Estamos sintiendo una preocupación creciente por parte de los proveedores y clientes que exportan productos y están empezando a tener esta demanda de carbono neutralidad”. 

La empresa ya se encuentra implementando acciones como el uso de paneles solares, la optimización en el consumo energético y los fletes. Además, realizan contrataciones de personal de cercanía para trabajar en la comunidad e integran el programa Campo Limpio, por medio del cual reciclan los envases de fertilizantes que distribuyen. 

Dentro de las conclusiones más importantes del reporte obtenido se pudo visualizar que el 99% de las emisiones que genera Luján Agrícola están relacionadas a las emisiones indirectas generadas por la compra de productos como fertilizantes y agroquímicos, estrechamente vinculados a la actividad que realizan y al volumen de operación que tienen. Sin embargo, esto no evita que puedan implementar más estrategias de reducción en otras áreas. 

En este marco, el cálculo puso de manifestó que las emisiones se trasladan en toda la cadena de valor. Este factor refuerza la importancia de involucrar a todo el entramado productivo y de comercialización para avanzar hacia prácticas más sostenibles.  

Algunas de las recomendaciones para la reducción de emisiones que se extraen del análisis de huella de carbono de Luján Agrícola se relacionan al mantenimiento de paneles solaresy de la flota de vehículos, la capacitación y concientización sobre el impacto ambiental de su actividad y la optimización de agendas y en el traslado de personal. 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *